Sopa de ajo

Sopa de ajo

Ya está aquí el frío y el cuerpo pide sopas calentitas. A mí me encantan, sobre todo para cenar, y me gustaría recuperar aquella antigua costumbre que practicaba en Londres, de comer sopas recias acompañadas de rebanadas de pan untadas con mantequilla. Con una sopa de aquellas uno se quedaba muerto del gusto y completamente lleno, y creo que ya va siendo hora de retomar el hábito.

Así que hoy vengo con una de mis favoritas, de esas que no me canso nunca de comer, y sencillísima de preparar. Me pasa una cosa curiosa, y es que ya he dejado de pedirla en los restaurantes, pues siempre que la tomo fuera de casa me decepciona. Yo la hago con mucho sabor y con mucho pan, de forma que con un buen cuenco de sopa ya ceno.

Si no la habéis hecho nunca, os recomiendo que probéis. Yo soy de las que nunca habría comido una sopa con pan deshecho dentro, pero esta está de muerte…

Ingredientes (4 personas)

  • 5 ajos grandes
  • 1 loncha de jamón serrano de 1 cm de grosor
  • 180 gr. de pan del día anterior
  • ½ cucharadita de pimentón de la vera dulce
  • 1,5 l de agua
  • 4 huevos
  • Aceite de oliva virgen extra y sal

Elaboración

Poner a calentar el agua.

Picar los ajos y cortar el jamón en taquitos.

Cortar el pan en rebanadas finas, de ½ cm de grosor aproximadamente.

En una cazuela (mejor si es de barro) calentar un chorro de aceite y sofreír el ajo junto con el jamón, a fuego medio, para que el ajo se vaya dorando poco a poco sin llegar a quemarse y el jamón vaya soltando sabor.

Cuando el ajo empieza a ponerse dorado, añadir el pan (yo uso baguettes o bastones, me gusta que no sean barras gruesas para que la corteza contenga un poco la miga) y remover bien, para que el pan se impregne un poco del aceite.

Retirar del fuego y espolvorear encima del pan el pimentón. Volver a poner en el fuego y añadir el agua hirviendo. Remover suavemente para no romper demasiado el pan, sazonar (con cuidado, pues el jamón ya lleva sal) y dejar cocer 10 minutos.

Pasado este tiempo, volver a comprobar el punto de sal. Cascar los cuatro huevos en un plato y romper un poco las yemas, y verter con cuidado sobre la sopa, removiendo para que se distribuya todo bien entre el líquido. Dejar cocer otros 5 minutos removiendo de vez en cuando. Servir bien caliente

Anuncios

2 pensamientos en “Sopa de ajo

  1. Qué maravilla de sopa. Siempre que la veo me entran unas ganas locas se hacerla. Esta sopa es de las más reconfortantes. Es muy típica de la tierra de mis padres, Castilla-León. Mi abuela antes, y ahora mi madre, las hace secas, en sartén. Hasta a mi hija le encanta y cuando va a ver a sus abuelos para comer es lo primero que le pide que haga.

    Los recuerdos de aquellas vivencias en Londres serán muy buenos con su pan y su mantequilla, pero qué quieres que te diga: donde esté una rica y sustanciosa sopita de ajo y un vasito de vino …

    Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s