Pimientos rojos asados al horno

Pimientos asados al horno¡Bienvenida primavera! Días luminosos y más largos, mangas cortas y tiempo al aire libre. Cervezas con los amigos en una terraza y ganas de disfrutar de la vida. Este año ya tenía ganas, tras tanta lluvia. Y ganas también de disfrutar de platos sencillos y sabrosos, de estos que te quedas con la sensación de comer algo realmente sano. La tan traída y llevada dieta mediterránea. Y éste es un fantástico ejemplo: pimientos rojos, aceite y sal. Qué maravilla que tan solo esos tres elementos consigan revolucionar nuestro paladar una vez probamos el resultado.

Estos pimientos asados al horno son habituales en mi nevera desde abril a septiembre. Tenerlos en un recipiente cubiertos de aceite me proporcionan una solución fantástica para levantar una ensalada, acompañar una carne a la parrilla, o hacerme un bocadillo exprés con un poco de atún. Y siempre funcionan. Mmmm, ya llegó la primavera.

Ingredientes

  • 4 pimientos rojos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Cebolla

Preparación

Precalienta el horno a 180º C.

Pimientos asadosForra la bandeja del horno con papel aluminio. Te será mucho más fácil luego lavarla.
Lava bien los pimientos y sécalos con un paño. Disponlos sobre la bandeja, separados, e intenta que los tallos miren hacia ti, pues te será más fácil luego darles la vuelta.

Mete en el horno unos 45 minutos. Pasado ese tiempo, saca la bandeja del horno (ciérralo, para que no se vaya el calor) y dales la vuelta con cuidado de no romperlos.

Vuelve a meter en el horno entre 30 y 45 minutos. Estarán hechos cuando veas que empiezan a ennegrecerse en ciertos puntos. La primera vez te dará la pauta para las siguientes, porque cada horno es distinto. A mi me gusta que estén bien asados, pero cuidado, porque si te pasas, la carne del pimiento se quedará muy fina y te será incluso difícil pelarlos.

Al sacarlos del horno, mételos en un tupper y ciérralo para que suden. Cuando se hayan enfriado te será muy fácil quitarles la piel, simplemente tirando de ella, y las pepitas del interior.

Córtalos en tiras del grosor que desees, ponlos en un recipiente, y añade sal al gusto.

Cubre de aceite de oliva virgen extra, y si lo deseas, puedes incorporar un poco de cebolla cortada en medias rodajas muy finas, o bien ajo muy picado.

Importante: Escoge siempre pimientos con la piel bien tersa, que estén frescos. Aquellos que tengan trozos de piel arrugada, o bien grietas, perderán muchísimo jugo en el horno y se quedarán más secos.

Anuncios

5 pensamientos en “Pimientos rojos asados al horno

  1. Hola Ana.
    Hay alimentos que nos anuncian la primavera.
    Soy como tu me encanta tener siempre pimientos asados listos para utilizar. Cuando ve o que están a buen precio o en oferta, aprovecho y aso dos o tres kilos . Los emboto o los congelo y voy tirando, en casa nos encantan, tienen un problema importante………..el pan para mojar en el jugo de la ensalada.
    Muy buena bienvenida a la primavera.
    Bss guapa.

    • Tú lo has dicho! El pan para mojar es un problemón, jajaja! Te copio la idea de congelarlos, no lo había hecho nunca, pero la próxima vez sí que lo haré, pues así tengo siempre provisiones. Un besazo!

  2. me encanta el pimiento rojo asado, siempre me pongo a asarlos en pleno verano que es donde mas encuentro de aquí que son jugosos y buenísimos
    besito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s