Un viaje de diez metros

Un viaje de diez metrosNuevo estreno de película con tema gastronómico de fondo. Esta vez vamos a salir todos corriendo al restaurante indio más cercano. Y es que la cocina india tiene unos aromas, texturas y colores impresionantes. Y me da que todo eso lo vamos a percibir bien en esta cinta del director Lasse Hallström (Las normas de la casa de la sidra, Chocolat, Casanova, La pesca del salmón en Yemen, El hipnotista…).

Esta película es la adaptación cinematográfica de la obra de Richard C. Morais, ‘The Hundred-Foot Journey’ (en España ‘Un viaje de diez metros’), y narra la historia de una familia de Bombay, propietarios de un pequeño restaurante, que a causa de una desgracia familiar emigra a Europa y que, por casualidad, recala en un pequeño pueblo de los Alpes franceses, donde está ubicado el famoso “Le Saule Pleureur”, un restaurante francés clásico con una estrella Michelin, cuya propietaria es la viuda Madame Mallory (Helen Mirren).

Cuando Papa Kadam, el cabeza de familia, decide que van a establecerse en ese pueblo y comprar un antiguo edificio para reconvertirlo en un restaurante llamado “Maison Mumbay”, Madame Mallory no se lo pone nada fácil, e intenta sabotearle en el día de apertura, comprando todos los ingredientes necesarios para cocinar sus platos.

Desde ese momento empieza una guerra fría entre ambos, sazonada de divertidas anécdotas a causa de la diferencia entre culturas, a la que pone fin la propia Madame Mallory cuando varios chefs de su restaurante irrumpen vandálicamente en Maison Mumbay con la intención de quemarlo, resultando herido Hassan, el hijo de Papa Kadam, un joven cocinero con un talento natural, que anda un poco colgado de la joven sous chef de Le Saule Pleureur.

Tras ese episodio, Hassan, que ha oído que Madame Mallory contrata a sus potenciales chefs tras probar una tortilla francesa cocinada por ellos, le pregunta si puede cocinar una tortilla para ella a su manera. Al probarla, cómo no, la propietaria no tiene más remedio que rendirse al talento del joven y reconocer su don, invitándole a trabajar para ella, y convirtiéndolo en su protegido.

La poco convencional cocina de Hassan gana muchísimos adeptos, y hace que el restaurante de Madame Mallory consiga su segunda estrella Michelin, y que los ojos de todo el país se posen en el joven chef, que recibe una oferta para trabajar en París, la cual acepta.

Rápidamente, su cocina recibe críticas espectaculares, y todo apunta a que gracias a él, el restaurante en el que trabaja en París conseguirá la tercera estrella, pero Hassan no puede dejar de pensar en su familia y en Marguerite. Decide entonces volver y, junto con Marguerite, iniciar un proyecto común: la compra de una participación en el negocio de Madam Mallory, y hacerse cargo del control operativo, convencido de que conseguirán la tercera estrella Michelin.

Esa noche, Hassan y Marguerite cocinan para todos, en una noche maravillosa con final feliz en el jardín de Maison Mumbai…

Un viaje de diez metrosComo veis, una comedia seguramente un poco tontorrona, con su parte de romance, su parte de drama, bastante humor, y una fotografía, si recordamos las anteriores películas del director, excelente. Y de lo que estoy segura es de que acabaremos relamiéndonos, salivando, y con unas ganas enormes de salir corriendo a un buen restaurante indio.

  • Título original: The Hundred-Foot Journey
  • Año: 2014
  • Duración: 122 min.
  • País: Estados Unidos
  • Director: Lasse Hallström
  • Guión: Steven Knight (Libro: Richard C. Morais)
  • Música: A.R. Rahman
  • Fotografía: Linus Sandgren
  • Reparto: Helen Mirren, Manish Dayal, Charlotte Le Bon, Juhi Chawla, Om Puri, Rohan Chand, Amit Shah, Dillon Mitra, Farzana Dua Elahe, Malcolm Granath, Sanjay Sharma
  • Productora: Participant Media / Dreamworks
  • Género: Drama | Comedia dramática. Cocina. Inmigración

 

Si te apetece ver esta película, se estrena en España este viernes 26 de septiembre.

¿Quieres ver el tráiler y saborearla un poco?

Anuncios

Fajitas de pollo. La receta

Fajitas de polloReconozco que me encanta cuando estoy en un tex-mex y me llegan las fajitas de pollo, con la carne chisporroteando en un plato de hierro fundido ardiendo, humeando y soltando todo su aroma. Ese festín visual, olfativo y acústico me predisponen para pasar unos momentos de felicidad gastronómica disfrutando de una de esas cosas que seguro que no encontraríamos en las mesas de un gran restaurante, pero que oh, baby, están de muerte. Y es que reconozco que esta parte de la comida tex-mex me pone mucho, sobre todo si las fajitas están bien hechas.

¿Y cuál es el secreto de unas fajitas de pollo bien hechas? Para mí son dos cosas importantes. Lo primero es que el pollo esté bien marinado. Es clave para obtener ese sabor típico tex-mex, y si no las marinas, tendrás unas fajitas absolutamente insulsas. La marinada que te propongo aquí es sencillísima de hacer y con ingredientes que tienes normalmente en casa o que son muy fáciles de encontrar. Esa marinada se retira antes de poner el pollo en la plancha, con lo que el sabor que queda es sutil y aromático. Te aseguro que te va a encantar.

Y el segundo secreto es cocinar tanto el pollo como las verduras a fuego vivo. Nada de dejar que se cueza lentamente hasta que la carne esté hecha, ni de cocerlo todo junto. Queremos que se ennegrezca un poco, que la carne quede tostada por fuera y jugosa por dentro, así que hay que meterle caña de España.

Es cierto que si sois muchos, la cosa se complica. Yo tengo un truco que me funciona de forma espectacular: seguro que la mayoría de vosotros ya no tiene cocina de gas, pero tal vez sí tengáis un paellero de gas, como éste. Yo es que no puedo hacer una buena paella si no es con gas, así que tengo uno bien hermoso, y cada vez que lo necesito, lo planto sobre la vitrocerámica, le engancho su bombona mini, y cocinando que es gerundio.

PaelleroPues bien, hay una serie de planchas para esos paelleros que funcionan bien no, lo siguiente. Yo compré la mía en Paelleros y paelleras, y no puedo estar más encantada. Si compras una que sobresalga un poco el diámetro de tu paellero (la mía es unos 7 cm más ancha), tendrás una superficie excelente para cocinar un montón de cosas a la plancha de forma rápida y muy efectiva, con fuego, bajo tu placa extractora.

planchas-asadoras-barbacoaAsí que cuando somos más de cuatro, coloco la súper plancha y sin problemas. De lo contrario, tendría que estar haciendo el pollo y el pimiento por tandas, ocupando varias sartenes, y no apetece.

Ya verás como el resultado te emociona. Porque estas fajitas son espectaculares. Cuando las pruebes me cuentas…

Ingredientes (4 personas)

Para la marinada

  • El zumo de 2 limas
  • ¼ de taza de aceite de oliva
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cucharadita de salsa Worcester
  • 6 dientes de ajo prensados
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 4 guindillas secas, sin las pepitas
  • Sal y pimienta negra
  • 2 medias pechugas de pollo grandes, en filetes tirando a finos

Verduras

  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 cebolla grande
  • Sal

Y además

Elaboración

Marinada
Excepto el pollo, pon todos los ingredientes de la marinada en el vaso de la batidora y tritura hasta que quede una salsa suave. Rectifica de sal, y vierte sobre los filetes de pollo, que habrás colocado en un bol o tartera. Tapa y mete en la nevera al menos una hora. Por supuesto, estará mucho más sabroso si lo dejas hecho la noche anterior. Prueba la marinada antes de echar el pollo. El sabor debe tener “punch”, como está de moda decir en los concursos gastronómicos televisivos. Has de sentir la acidez de las limas, el picante de las guindillas, y el “umami” (je je, hoy estoy pedante) de la salsa Worcester.

En el momento de hacer las fajitas, retira la marinada del pollo escurriendo los filetes con las manos. No es necesario que los dejes totalmente limpios, pero sí que retires la mayor parte de la marinada, porque no queremos que se cuezan.

Verduras
Retira la base y tallo de los pimientos, así como todas las pepitas, y córtalos también en tiras finas, como de un centímetro de grosor. Pela la cebolla, pártela por la mitad, y córtala en rodajas también de un cm más o menos.

Pon a calentar una parrilla o sartén pesada y gruesa, dejando a la vista la superficie acanalada. Añade un poco de aceite, y echa el pollo (es posible que tengas que hacerlo en dos tandas). Remueve al principio para que no se quede pegado, y déjalo hacer unos minutos. Dale la vuelta y termina de cocinarlo. Resérvalo en una bandeja. Añade un poco de aceite a la parrilla y cocina los pimientos y la cebolla a fuego vivo, sin remover constantemente. Interesa que se vayan ennegreciendo y cogiendo el sabor tostado.

Cuando estén casi hechos, puedes ir calentando las tortillas en una sartén sin aceite, dejándolas unos 15 segundos de cada lado, y cubriéndolas con un trapo al sacarlas para que no pierdan el calor.

Fajitas de polloPresentación
Corta el pollo en tiras y sírvelo junto con los pimientos y cebolla, las tortillas templadas, guacamole, pico de gallo, y si tienes, crema agria, para que la gente pueda hacerse los tacos a gusto. A mí me gusta servir también un pequeño bol con jalapeños envasados, pues reconozco que me gustan las fajitas con sabor picante.

Cada uno se sirve a su gusto. A mí me gusta poner una buena cucharada de guacamole como base, por encima una buena cantidad de pico de gallo, las tiras de pollo, los pimientos y cebolla, unos jalapeños, y un chorrito de lima. Enrollo la fajita, y a disfrutar…

Truco: Para que el pollo no se quede frío, mételo en el horno a 50º mientras haces las verduras, y córtalo sólo en el momento de servir.

Atención: No te equivoques al comprar las tortillas, ya que unas son de trigo (para fajitas y burritos), y otras son de maíz, para enchiladas y quesadillas, y no saben igual.

Nota: Las tortillas de trigo son sencillas de hacer y se pueden preparar perfectamente en casa. Próximamente publicaré la receta!

Pico de gallo

Pico de galloEsta es una ensalada tradicional mejicana (o salsa fresca, como dicen en Méjico), hecha a base de tomate, cebolla y pimientos jalapeños, que suman los colores de la bandera de Méjico, por lo que también se la llama ensalada mejicana o ensalada bandera.

Es sencillísima de preparar, pues solo hay que picar los ingredientes, y es sumamente refrescante. Va muy bien con las fajitas, pero también para acompañar pescados a la parrilla, o incluso como una simple ensalada.

El dulzor de los tomates maduros se complementa con el punch de la cebolla, el gusto picante de los jalapeños y el aroma del cilantro. Mmmm, es una auténtica delicia veraniega. En esta ocasión, como veréis en la foto, he hecho un picadillo más fino, pues este pico de gallo está destinado a complementar unas deliciosas fajitas que veréis en un próximo post. Si lo queréis tomar como ensalada, simplemente picad los ingredientes un poco más grandes.

El único problema que podéis encontrar a la hora de elaborar esta receta es el de los jalapeños. No es nada probable que los encontréis en un supermercado, con lo que, a menos que tengáis cerca una tienda de productos latinos o un mercado bien surtido, será algo complicado conseguirlos. No problem. En las secciones de comida internacional de los hipermercados tenéis botes de jalapeños en conserva. Seguro que todos conocéis la marca Old el Paso. Yo los he usado en esta receta porque donde vivo es imposible encontrarlos frescos. Lógicamente no tienen el mismo sabor (¡ni el mismo color!), pero nos resuelven la papeleta.

Os animo a que la probéis, ya veréis como os encanta…

Ingredientes

  • 4 tomates maduros despepitados y cortados en daditos
  • 1 diente de ajo picado
  • ¼ de cebolla blanca picada
  • 1 puñado de cilantro picado
  • 2 jalapeños despepitados y picados
  • El jugo de una lima
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Sal

Elaboración

Mezcla todos los ingredientes y deja reposar al menos media hora. Sirve inmediatamente.
Puede durar un día en la nevera, pero habrá soltado mucho líquido, por lo que tendrás que escurrirla.

El aceite de oliva no forma parte de esta receta tradicional, pero yo le añado un poquito para ensamblar mejor los sabores.

Semana de los Alimentos Ecológicos 2014

Alimentos ecológicosBajo el lema “Alimentos Ecológicos. Vívelos” el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente celebra la Semana de los Alimentos Ecológicos del 22 al 27 de septiembre de 2014.

Hay muchas razones para consumir alimentos ecológicos. Gracias a la gran diversidad de climas, culturas, cultivos y tradiciones existentes en nuestro país, la producción ecológica española nos ofrece una amplia gama de alimentos de gran calidad, con excelentes cualidades fruto de sus exigentes métodos de producción sostenibles, que permiten la elaboración de una dieta rica, variada y sabrosa.

¿Cómo reconocerlos?
Es importante aprender a reconocerlos. Para ello debemos saber que su etiquetado debe: Incluir los términos ecológico, biológico u orgánico.

Contener el código de la autoridad u organismo de control que ha certificado que es un producto ecológico.

Llevar el logotipo ecológico de la Unión Europea, que puede ir acompañado de otros logos nacionales o privados.

¿Sabías que…?
Los procedimientos utilizados en la producción ecológica van encaminados a la obtención de productos de excepcional calidad, naturales y auténticos, y con los beneficios nutricionales característicos de los mejores productos.

Además, aportan la gran satisfacción de saber que este sistema de producción contribuye a la preservación del medio ambiente y de la biodiversidad

Mantiene y aumenta la vida y la fertilidad natural del suelo, su estabilidad y su biodiversidad
La alimentación ecológica se basa en unas prácticas de cultivo y manejo diseñadas para minimizar el impacto humano en el medio ambiente y en los animales, que buscan la sostenibilidad de las producciones, intentando mejorar el estado del suelo, de su estructura y aumentando la población y diversidad de organismos beneficiosos que viven en el mismo.

Limitado uso de productos químicos de síntesis
La agricultura ecológica es un método de producción agrícola y ganadero que limita al máximo el uso de productos químicos de síntesis y prohíbe la utilización de organismos genéticamente modificados.

Ecológico, biológico, orgánico
Para identificar los alimentos ecológicos, la Unión Europea ha reservado en exclusiva los términos “Ecológico” (ECO), “Biológico” (BIO), y “Orgánico”, que significan lo mismo dentro de este contexto.

Productos variados y atractivos
Alimentos para bebés, vinos, cervezas, lácteos, cárnicos, huevos, pan, pasteles, aceite de oliva virgen, zumos, frutas, verduras, conservas, comidas preparadas, especias, infusiones, mermeladas, levaduras, pescado… proporcionan una dieta variada con sabores atractivos.

Control
Además del sistema de control que rige para todos los alimentos y piensos, la producción ecológica ha establecido un régimen de control y unos requisitos específicos y muy exigentes, aplicables a todas las fases de producción, preparación y distribución del producto ecológico.

España, primer país por superficie de producción ecológica de la Unión Europea
España tiene una experiencia de más de un cuarto de siglo en producción ecológica, que nos ha llevado al primer lugar en superficie de producción ecológica de la Unión Europea, con una gran variedad de cultivos y producciones, fruto de los diferentes climas, culturas, ámbitos agrarios y sistemas de producción existentes.

Realidad económica
La producción ecológica española es una realidad productiva, económica y empresarial que genera empleo y riqueza, fija población en el medio rural y contribuye de manera positiva al saldo comercial de la producción agroalimentaria española.

 


Durante esta “Semana de los Alimentos Ecológicos” del lunes 22 al sábado 27 de septiembre de 2014, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente llevará a cabo las siguientes actuaciones:

Martes 23, empresa Conservas Cachopo, dirigido a gerentes de compras de hipermercados, grandes superficies, mercados, asociaciones de consumidores y blogueros. Recorrido guiado a la empresa de producción ecológica, con ponencia y debate posterior sobre la situación de la comercialización de los alimentos ecológicos.

Martes 23, acto institucional en la Sede del MAGRAMA, dirigido a profesionales de la restauración, escuelas y asociaciones de hostelería y restauración, sector y blogueros. Se trata de la jornada de presentación de la Semana en la que se desarrollarán ponencias sobre temas relevantes de marketing y distribución de los alimentos ecológicos, y se proporcionarán recetas de gran sabor elaboradas exclusivamente con alimentos ecológicos.

Miércoles 24, Mercado de la Paz, Madrid, dirigido a periodistas, revistas especializadas en alimentación y blogueros. Acto de información sobre el mercado y las perspectivas futuras de mercado de los productos ecológicos.

Jueves 25, Vivero Escuela Río Guadarrama, Madrid, escolares de primaria visitarán las instalaciones del centro. Allí se les impartirá una charla sobre las cualidades de los alimentos ecológicos y las características de su producción.

Jueves 25 a sábado 27, promoción en hipermercados y supermercados en las ciudades de Madrid, Barcelona, Ciudad Real, Córdoba y Pamplona.

Sábado 27, de 13.00 a 15.00 h, tendrá lugar un acto lúdico informativo en la Plaza Mayor de Madrid, dirigido al consumidor final, donde los visitantes podrán disfrutar de la exposición de un huerto ecológico de 50 m².

Lunes 22 a sábado 27, acciones en restaurantes adheridos a la Semana. Acción informativa y promocional de la Semana a través de webs y blogs de gastronomía y alimentación.

En los diversos actos se entregará un folleto con consejos de compra y consumo, y un póster temático

¿Qué? ¿Te sumas tu también al consumo de alimentos ecológicos?

La segunda temporada de Top Chef enciende fogones

Top Chef 2El jurado de la segunda edición | Foto: antena3.com

El lunes a las 22:30 horas, en Antena 3, vuelve Top Chef apretando fuerte en su segunda temporada. Alberto Chicote, Susi Díaz y Yayo Daporta serán los jueces que dicten implacables sentencias, hasta encontrar a uno de los que podremos considerar mejores chefs de España.

Dieciséis cocineros de prestigio de todo el país van a medir sus cuchillos en esta segunda edición del programa, que promete tener un altísimo nivel de exigencia y de emociones fuertes. Quince semanas nos tendrán en vilo y ya, en puertas de las navidades, sabremos quién es el merecido ganador.

El programa promete localizaciones espectaculares y pruebas del máximo nivel. Entre otras, se desplazará al restaurante de Ángel León, A Poniente, en la provincia de Cádiz, o a Galicia, donde Yayo Daporta tiene su feudo, y como es de esperar, veremos pruebas de lo más complicadas, para la desesperación de los participantes.

Esta nueva edición promete, porque los concursantes ya saben a lo que van. Han podido ver cómo es el programa y qué cosas son importantes, además de la técnica culinaria, para avanzar puestos en la carrera, así que estoy segura de que veremos una enorme competitividad y personalidades muy marcadas. ¡Esto va a ser la guerra!

 

Sándwich cubano

Sándwich cubanoDesde que hace unos días vi la película #Chef, he estado con un antojo enorme. Los que la hayáis visto ya sabéis a qué me refiero. Aparecen numerosos platos, recogidos en la cámara con planos muy cortos, de forma que casi puedes olerlos. Oyes cómo cruje la comida, cómo borbotea o salpica, y quieres probar todas y cada una de las cosas que cocina el protagonista.

Pero hubo una, aparte de los beignets de Nueva Orleans, que me dejó con unas ganas casi insoportables de probarla, y es el sándwich cubano. Ese sándwich hecho con carne de cerdo, con el que el chef premia a los obreros que le han ayudado a subir la cocina al food truck. Tan fácil de preparar, tan crujiente, y tan apetecible…

Así que no he podido aguantarlo más y me he quitado el antojo de encima. Ya sabéis que mi fuerza de voluntad se esfuma en cuanto hay comida de por medio. No os voy a decir cómo está. Seguro que ya os lo imagináis…

Ingredientes (para un bocadillo) del sándwich cubano

  • Una barra de pan de corteza crujiente y no mucha miga.
  • Jamón cocido
  • Cerdo asado
  • Queso gouda
  • Pepinillos agridulces en vinagra
  • Mostaza amarilla (de la de hamburguesa)

Elaboración

Corta varios pepinillos en rodajas

Corta un trozo de pan del largo deseado (con 20 cm te quedarás a gusto) y ábrelo por la mitad

Unta por dentro ambas mitades con mostaza

Sobre la base del bocadillo, pon varias lonchas de jamón cocido

Encima extiende varias lonchas de cerdo asado

Cubre con varias lonchas de queso gouda

Finalmente, extiende varias rodajas de pepinillos

Tapa con la otra mitad del pan, y una generosamente por fuera, tanto por arriba como por abajo, con mantequilla.

Ponlo a la plancha con bastante peso encima (por ejemplo, una cazuela llena de agua) para que reduzca su grosor por lo menos a la mitad, mientras la corteza se queda súper crujiente y el queso se derrite.

Yo también me estoy derritiendo escribiendo esto y recordando lo bueno que estaba. Es tan fácil de hacer y tan rico, que lo he incorporado al listado de comidas por aclamación popular.

Ni que decir tiene que, complicaciones, las justas. No vas a ponerte a asar cerdo para esto, así que puedes comprar cerdo asado en la charcutería, o también puedes hacerlo con una chuleta. Pero siempre cerdo. A Mr Foodmusic le ha faltado tiempo para decirme que la próxima vez probemos a meterle también jamón serrano.

Y en cuanto al queso, yo he usado gouda porque es el que más nos gusta para los sándwiches, es el que ponen en los sándwiches de jamón y queso, pero puedes usar también emmental o cualquier queso suizo.

Hala, a disfrutar…

#Chef

Chef, la películaSi una película puede cumplir las expectativas de un bloguero gastronómico o de un foodie recalcitrante, es “#Chef”, la obra apenas hace unos días estrenada en España del actor y director Jon Favreau. Las imágenes de comida son tan potentes que traspasan la pantalla y casi puedes oler lo que se está cocinando. Y una bonita historia para hacer una road movie inspirada en la comida que está ahora mismo rabiosamente de moda: la comida callejera o street food.

La historia comienza en Los Ángeles, donde el afamado chef Carl Casper dirige la cocina de un restaurante que consigue llenos diarios, pero en la que no puede desplegar su creatividad. La noticia de la visita de un famosísimo crítico y bloguero gastronómico le motiva a preparar un atrevido menú que el dueño del restaurante rechaza, exigiéndole que sirva los platos estrella de la carta, en la confianza de que forzosamente gustarán al crítico.

Como os podéis imaginar, la crítica es desastrosa, y tras ver su imagen vapuleada en las redes sociales, Casper decide hacer caso a su ex mujer, quien siempre pensó que debía cocinar para él y no para otros. Tras viajar con ella a Miami para hacerse cargo, mientras ella trabaja, del hijo que tienen en común, y con la intención de acercarse al chaval, con el que nunca ha conseguido mantener una buena relación, se hace con un food-truck, una de esas camionetas que paran en cualquier esquina y sirven comida de lo más apetecible.

Chef, la película

Y aquí empieza un fantástico road trip de costa a costa, recorriendo la ruta 66 y parando en maravillosos lugares donde, con la ayuda de su hijo y de un amigo cocinero, sirven una comida sencilla pero absolutamente espectacular. El chef vuelve, así, a sus inicios y recupera la pasión por la cocina.

Chef, la película

La película es un festín visual de principio a fin. Aderezada con una banda sonora latina y cañera que enamora desde el primer momento, las imágenes de comida son un continuo. Planos cortos y dolorosamente sugerentes que hacen que el espectador empiece a salivar desde el primer minuto. Créeme, mejor llévate algo rico al cine, porque lo vas a necesitar. Y si no, vete a cenar inmediatamente después. Wow! Comida de la buena, pero que muy buena, en una película refrescante, optimista y de muy buen rollo. Aún seguimos con el sabor del sándwich cubano en nuestro recuerdo!

Te va a gustar. Ve a verla! Yo ya tengo la banda sonora, y en cuanto salga la peli en DVD organizo en mi casa una tarde de cine con un montón de picoteo rico y una fiesta latina después. ¿Te apuntas? Mientras, disfruta del tráiler

  • TÍTULO ORIGINAL: Chef
  • AÑO: 2014
  • DURACIÓN: 115 min
  • PAÍS: EE.UU.
  • DIRECTOR: Jon Favreau
  • REPARTO: Jon Favreau, Sofía Vergara, Dustin Hoffman, John Leguizamo, Scarlett Johansson, Bobby Cannavale, Robert Downey Jr…
  • PRODUCTORA: Open Road Films / Aldamisa Entertainment
  • GÉNERO: Comedia / cocina

Acánthum. Imprescindible en Huelva

AcánthumHace unos meses tuve la ocasión de visitar el restaurante Acánthum, en Huelva, y no quería dejar pasar estas vacaciones sin hablaros de él, porque sería imperdonable pasar por la ciudad y no dejarse caer por este restaurante que despunta de forma brillante entre una oferta abundante pero quizá poco variada.

Comer bien en Huelva no es difícil. Hay un buen puñado de restaurantes de los “de toda la vida” que sirven una materia prima magnífica y tienen una mano excelente con los pescados y la carne. Esta tierra lo tiene todo, mar y monte, por lo que uno puede pasearse del marisco a la ternera y, sobre todo el cerdo, en la confianza de encontrar casi siempre muy buen producto: chocos, presa ibérica, jamón ibérico, gamba blanca… Incluso en las tabernas más humildes es posible darse un festín con semejante materia prima.

Pero Huelva es una plaza en la que hay pocas concesiones a lo original, y donde la cocina tradicional está más que arraigada. Y aquí Xanti Elías, el propietario y jefe de cocina de Acánthum, se arriesga y acierta de lleno con aquellos que buscan nuevos sabores y elaboraciones diferentes.

Increíble el trabajo de este joven chef onubense (al que pronto espero ver recibiendo una estrella Michelin), de cuya cocina salen platos que, sin dejar de lado la esencia de la cocina onubense y andaluza, llevan al comensal a una dimensión refrescantemente alejada de los sempiternos chocos y gambas-plancha.

Acánthum

Sus menús degustación, que cambian con cierta frecuencia (al igual que la carta), no son largos y estrechos. Para nada. Son contundentes, generosos en opciones y cantidad, y aseguran una relación calidad precio magnífica. Hacía mucho, pero mucho, que no había disfrutado tanto en una cena, y esto, en una persona cuya principal afición es descubrir nuevos restaurantes y comer como si no hubiera un mañana, ya es decir.

El menú “corto”, si se le puede llamar así, consta de siete platos más la fantástica “bombox”, una caja de deliciosos bombones que viene con el café, a un precio de 40€. El menú “largo” consta de diez platos más la bombox, con un precio de 62€. Aparte, la carta está plagada de opciones a cual más apetecible.

La experiencia gastronómica se redondea con un personal joven pero bien preparado, atento y dinámico, así como un local agradable, con un estilo actual en una ubicación bastante céntrica de la ciudad.

Hace ya varios meses que estuve en Acánthum, y aún perdura el recuerdo de aquella cena magnífica. No dejéis de ir si tenéis ocasión…

Restaurante Acánthum
Calle San Salvador, 17, 21003 Huelva
959 24 51 35
www.acanthum.com

Tapenade

TapenadeHace pocos meses estuve comiendo con mi amigo Jorge, de Recetags, en un pequeño bistró francés a espaldas del Palacio de los Deportes, y de entrante nos sirvieron una deliciosa tapenade con finas tostas de pan.

La tapenade es una receta originaria de la Provenza francesa, y que consiste en una pasta de aceitunas, alcaparras, anchoas y aceite de oliva, a la que se añaden otros ingredientes según el gusto de cada uno.

Aquello me pareció algo delicioso. Sólo la había comido envasada, pero la verdad es que una tapenade casera marca enormemente la diferencia, y en aquél momento decidí que ya no la volvía a comprar nunca más de bote.

Y ni falta que hace, pues es taaaaaan sencilla de hacer, que no te va a dar ninguna pereza hacer esta receta durante todo el año.

Ingredientes

  • 300 g de aceitunas variadas (yo he usado de Campo Real y Kalamata) de calidad
  • 1 filete de anchoa sin espinas
  • 1 diente de ajo pequeño picado
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 3 hojas grandes de albahaca
  • 1 cucharadita de hojas de tomillo fresco
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 6 tomates secados al sol
  • 1 chorrito de aceite de oliva

Elaboración

Quítale los huesos a las aceitunas. Si tienes el utensilio adecuando, estupendo. Si no, tocará hacerlo con paciencia y un pequeño cuchillo. Descarta los huesos y pon las aceitunas en el vaso de la batidora o robot de cocina.

Añade el resto de ingredientes, y finaliza con un pequeño chorrito de aceite de oliva para que el resultado sea más agradable.

Tritura hasta conseguir una consistencia fina y muy untable. Prueba de sabor, y añade más de lo que creas conveniente: zumo de limón, aceite, alcaparras.. según el gusto.

Mete todo en un bonito tarro que puedas sacar a la mesa a la hora de servir, o en un simple táper, y conserva en la nevera.

Puedes comerlo tal cual untado en un poco de pan tostado, pero puedes usarlo para hacer, por ejemplo, pasta, añadiendo a la tapenade un puñado de piñones tostados y abundante albahaca fresca, o canapés, untando la tapenade, poniendo por encima una rodaja de tomate con sal, y coronando con una anchoa, boquerón en vinagre, bonito en aceite, etc.

Salmorejo

SalmorejoJunto al gazpacho, es el rey de las mesas del verano. Esta crema espesa de tomate, de origen cordobés, es toda una bomba de vitaminas, deliciosa de tomar a cualquier hora, y en el caso de las cenas, puede ser un plato único, pues al ser denso es muy saciante.

Yo acompaño siempre el salmorejo con sus tropezones: huevo duro picado y jamón, también picado, y a ser posible ibérico. Se nota la diferencia, y aderezado con un chorrito de aceite de oliva virgen extra de la mejor calidad que tengamos, es un plato de lujo. Un buen pan al lado para ir mojando, y capitana general.

Anoche veía a la concursante de Master Chef quejándose de que no entendía las esferificaciones de agua de tomate, de cuál era el sentido de ese tipo de cocina, con lo bueno que está un tomate cortado en rodajas con su sal y su chorro de aceite. Sin llegar a esos extremos, porque a mí también me gusta la cocina que me hace experimentar y que me sorprende, estoy de acuerdo con ella en que las cosas sencillas y los alimentos poco procesados son, en muchos casos, un caballo ganador.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 100 g de miga de pan blanco
  • 800 g de tomates maduros, pelados y troceados
  • 1 diente de ajo
  • 10 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • 6 cubitos de hielo
  • Sal
  • Jamón ibérico picado

Elaboración

Cuece los dos huevos durante 10 minutos en agua hirviendo. Escurre el agua, ponlos un minuto bajo el chorro de agua fría, y pélalos.

En el baso de la batidora, o en el robot de cocina, pon el pan, los tomates troceados, un huevo duro troceado, el ajo, el aceite, el vinagre, un poco de sal, y los cubitos de hielo (si vas a usar una batidora de brazo, machácalos antes en un mortero. Si vas a usar un robot de cocina con una buena potencia, no será necesario).

Bate todo bien hasta que tengas una textura homogénea y cremosa. Sirve inmediatamente y esparce por encima el otro huevo duro, previamente picado, y un picadillo de jamón ibérico. Añade un hilo de aceite de oliva, y disfrútalo.

Nota:
El hielo es imprescindible si vas a consumir el salmorejo nada más prepararlo, pues el robot calentará bastante la preparación, y los cubitos neutralizarán esa subida de temperatura. Pero si vas a hacer el salmorejo con antelación y dejarlo en la nevera, no serán necesarios.

Salmorejo