Recetas con fruta de 30 bloggers gastronómicos

Recetas con frutaCómo pasan los días! Y se me van las horas sin tiempo apenas para cocinar y publicar. Pero entre tanto y tanto, me encanta colaborar en alguna de las iniciativas blogueras que surgen en la red. Casi nunca tengo tiempo, y me pierdo retos, concursos, y demás historias. Pero cuando Kuki Square me propuso colaborar en su libro de Recetas con frutas, no me lo pensé ni un momento. De hecho, me pregunté que qué había hecho yo para merecer estar ahí, con esos otros 29 bloggers de categoría, y mucho más recorrido que yo.

Pero cuando te regalan una oportunidad como ésta, no hay que dejarla pasar. Así que ahí estoy, henchida de orgullo y encantada de haber colaborado. Aunque lo de colaborar es mucho decir, pues el auténtico trabajo es el que ha hecho Kuki, que ha coordinado un libro de ¡220 páginas! Un trabajo enorme, pero que deja a disposición de todo el que lo quiera visitar un recetario fantástico de recetas dulces y saladas elaboradas con frutas. Recetas tremendas, suculentas e irresistibles. Ahí están mis dos perlas, entre auténticos recetones de compañeros de afición.

Pero no sólo se trata de recetas. Éste es un trabajo en el que, de principio a fin, se aprecia la calidad fotográfica, con imágenes maravillosas, que sólo con verlas ya te hacen pasar un mal rato, al caer en la cuenta de que se puede mirar, pero no comer. Aunque se trata de animaros a todos a que pongáis estas recetas en práctica, porque seguro que os van a encantar.

No me enrollo más. Os dejo con el enlace al post de Kuki desde el cual podéis llegar al libro. Echadle un vistazo, y me contáis qué os ha parecido:  http://www.cocinapretaporter.com/food-photography-30-top-bloggers-gastronomicos-recetas-con-fruta/

Anuncios

Tapas Revolution

Tapas Revolution15 de abril. Me encuentro en la sección de gastronomía de una librería curioseando un poco, y me topo con un libro cuyo título es “Tapas Revolution”, escrito por un tal Omar Allibhoy. Y lo primero que pienso es que ya tenemos otro guirichef intentando decirle a la gente cómo cocinar nuestros platos, y como suele ocurrir, cometiendo absolutas felonías gastronómicas.

Empiezo a hojearlo, y mi curiosidad va en aumento. Este tío no sólo ha metido algunas recetas de tapas (las menos), sino que el libro es un recorrido por el recetario tradicional español, y recoge cosas que yo no había hecho en mi vida, como pollo al chilindrón, conejo a la cazadora, o bacalao con samfaina. Todas las recetas son atractivas, apetecibles, y muchas de ellas vienen con fotos de las que piden pan para mojar. Cuando llego a la fabada asturiana y al arroz a la ampurdanesa, me mosqueo y miro las solapas internas del libro. Y tate, ¡es que este tipo es español! De Madrid, para más señas. Y me empiezan a cuadrar las cosas.

Decido comprarme el libro, y me pongo manos a la obra, esto es, a leer las recetas para ver cuántas marco con unas tiritas de post it para cocinar posteriormente. Me sorprendo a mí misma marcando cada receta, una tras otra, pues todas son apetecibles, y aunque algunas ya las hago, me gusta el enfoque que él les da. Al final, me dejo sólo unas 10 recetas sin marcar, con lo que decido empezar a cocinar cuanto antes para ver si todo esto es un espejismo o realmente hay algo que rascar en el libro. La primera receta funciona muy bien. La segunda también, de chuparse los dedos. La tercera impresionante (mi marido me suelta un “estás mejorando mucho”), la cuarta ya me confirma que este libro es una joya. Una de esas que aparecen de vez en cuando y que no hay que dejar pasar.

Y si digo que no hay que dejar pasar, me refiero a que, si le echas un vistazo y te atrae como a mí lo hizo, no te lo pienses y cómpralo. Porque desde este fin de semana este libro se ha convertido en mi manual de cabecera de cocina española.

Lo de Simone Ortega está muy bien y tiene muchísimas recetas, pero yo he hecho un buen puñado de recetas de ese y de otras “biblias” de la cocina española que no salían ni a la de tres, o que te dejaban totalmente frío. Sin ir más lejos, una compota de manzana este fin de semana. Vaya cosa más triste y sosa…. Y las recetas de Tapas Revolution sí salen. Y le salen casi igual de bien a gente que no tiene ni puñetera idea de cocina (lo he visto con mis propios ojos).

Omar escribe de forma clara y precisa, y añade notas y consejos muy útiles que ayudan a que la receta sea un éxito. Se pasea por 115 platos que van desde aperitivos a especialidades del chef, pasando por pescado, huevos y aves, carnes, verduras y guarniciones, sopas y guisos, arroces y legumbres, y postres y dulces. La mayoría de ellos muy sencillos, los que hacían nuestras madres y abuelas, aquellos que cuando volvemos a probar nos emocionan. Y es que ¿a quién no le gusta una gallina en pepitoria?

Pero después de decir todo esto, ¿quién es Omar? Pues es nuestro Jamie Oliver, o como le ha denominado el mismísimo Gordon Ramsay, el “Antonio Banderas de la cocina”. Omar, quien aún no ha cumplido los 30, sintió la llamada de los fogones desde muy jovencito, y tras formarse por las tardes mientras aún asistía al colegio, y pasar un período en Nhube de Ferrán Adriá, en 2008 se fue a trabajar a Londres, y de paso a aprender inglés. Tras una estancia en el restaurante Maze, de Ramsay, pasó a ser chef ejecutivo en el restaurante El Pirata Detapas, donde triunfó rápidamente, poniendo a El Pirata en el mapa gastronómico londinense, con un gran éxito que le permitió abrir dos restaurantes propios de tapas en Londres.

Pero su gran frustración ha sido la de ver que nuestra cocina es una gran desconocida en el Reino Unido, donde abundan los restaurantes chinos, japoneses, indios, tailandeses e italianos, pero donde apenas se puede encontrar buena cocina tradicional española, más allá de algunos bares de tapas con la consabida sangría. Todo el mundo ha probado alguna vez la tortilla española o el gazpacho, pero nadie tiene idea de cómo hacerlos. Ahí estoy con Omar. En mis años de trabajo en Londres encontrar buena cocina española en la ciudad era misión imposible. Llegué a comer tortilla de patatas cuajada en el horno, seca como la mojama, y los ingleses pensaban poco menos que los únicos productores de jamón y de aceite de oliva eran los italianos. Menos mal que teníamos la tienda de García and Sons, en Portobello Road, donde al menos podíamos comprar Cola-Cao, paté La Piara y latas de atún en aceite, además de embutidos, ¡y jamón! Desde el año 2000, en que volví a España, supuse que la cosa había cambiado bastante, sobre todo con el auge de la fama de la cocina española a nivel mundial, pero veo que no. Todavía no.

Y así, Omar decidió que iba a evangelizar a la población en cuanto a cultura gastronómica española. Parece ser que lo está consiguiendo, pues ya es un chef afamado en UK, con numerosas apariciones televisivas (entre otras, Masterchef), y numerosos artículos de prensa publicados sobre su trabajo. Omar está haciendo ruido, mucho ruido por aquellos lares, para dar a conocer la auténtica y tradicional cocina española, y me da que lo va a empezar a hacer aquí también, antes de lo que nos imaginamos….

Título: Tapas Revolution
Autor: Omar Allibhoy
Editorial: Grijalbo
Fecha de publicación: 20 de marzo de 2014
Nº páginas: 224
Precio: 19’90 €
www.tapasrevolution.com

What Katie Ate

What Katie AteNacida en Dublin, Katie Quinn Davies trabajó como modelo y como diseñadora gráfica, antes de convertirse en fotógrafa profesional de comida y lifestyle, trabajando para algunas de las principales publicaciones gastronómicas del mundo, y para agencias de publicidad.
Su famoso blog What Katie Ate recibió en 2011 el Best Food Photography Award concedido por la revista Saveur. Actualmente vive en Sidney, Australia, donde su éxito con su blog, lleno de fotografías absolutamente irresistibles, tentadoras y enormemente bellas, la ha llevado a publicar ya dos libros de recetas, y a ser colaboradora habitual en revistas de cocina y programas televisivos en Australia, donde reside.

Este libro es una auténtica joya. Desde la encuadernación, con una sólida tapa dura y un tamaño cercano al de un folio, hasta el mimo puesto en todos los detalles: abrir el libro y recorrer sus páginas es adentrarse en una vieja cocina campestre de algún punto ubicado entre Estados Unidos, Reino Unido y Australia. Con una puesta en escena deliciosamente retro, aplicada en las tipografías, fondos de página, y sobre todo en las imágenes, llenas de maderas desconchadas, viejos cubiertos de plata, cajas antiguas de hierro, platos de aluminio abollados, y todo lleno de salpicaduras, migas, restos de azúcar… Con un estilo muy personal que hace que cada imagen parezca un festín perfecto e irresistible.

Además de su atractivo estilo, el libro está repleto de recetas, más de 100, algunas ya clásicas de su blog, y otras nuevas, hechas con ingredientes sencillos, y que en muchos casos son interpretaciones de platos clásicos o caseros de sus tres países de influencia. Slow food a tope. Profusión de ensaladas y entrantes, muchos acompañamientos, cocina casera irlandesa y australiana con un toque muy personal, y postres tremendamente decadentes y deliciosamente gratificantes. Las imágenes son tan apetecibles que quieres hacer todas y cada una de las recetas del libro, que además se acompaña de sugerencias de menús, y algunas historias sobre los viajes y experiencias gastronómicas de la autora. En serio, si este libro no te inspira, no sé qué otra cosa lo hará.

Tiene un par de cosas malas, eso sí:
– Aún no se ha traducido al español
– Las concesiones al estilo visual del libro hacen que las recetas, en ocasiones, no sean muy fáciles de leer.

Pero por lo demás, creo que me compraría el libro aunque no me gustase cocinar. Sólo por disfrutar de él pasando las páginas… Posiblemente el libro más bonito de mi biblioteca gastronómica.

What Katie Ate

Pan Casero de Ibán Yarza. Recién salido del horno

Pan CaseroYa lo tengo, bien calentito, en mis manos. En cuanto me enteré de la edición de este libro lo pedí a Amazon el viernes pasado, y el lunes lo tenía en la mesa de mi despacho.

Con la cara pegada al horno. De esta manera tan gráfica explica Ibán Yarza el momento más mágico del proceso de elaborar pan en casa, cuando todo el trabajo cristaliza en una sabrosa hogaza. Es fácil pero, sobre todo, es emocionante ver cómo esa masa que ha adquirido volumen en tus manos empieza a crecer, a dorarse, a formar una crujiente corteza, a convertirse en pan.

Así explica la editorial Larousse en la contraportada del libro las sensaciones que se producen cuando uno ve el milagro del pan. Porque es casi milagroso ver cómo de la unión de harina, agua, levadura y sal, puede surgir algo vivo y cambiante, y que puede resultar tan enormemente gratificante para todos los que hemos caído embrujados ante el arte de la panadería. Y somos muchos ya los que conformamos la cuasi “secta” panarra, siempre pensando en masas, levaduras, harinas, porcentajes de panadero… un mundo adictivo y maravilloso, al que invito a explorar a todo aquél que no se haya atrevido aún. Porque cualquiera puede hacer pan. No hace falta ninguna maquinaria especial, simplemente un horno. Y sí, se puede hacer perfectamente pan en un horno doméstico. Como dice Ibán en un ataque de humildad: “Hacer pan es fácil. Hasta yo aprendí a hacerlo”.

Y volvamos al libro, que es lo que nos ocupa aquí. ¿Veredicto? Sobresaliente!!! Por varios motivos:

  • Formato: el libro tiene el tamaño ideal, ni muy pequeño como para que sea poca cosa, ni muy grande como para que sea pesado e incómodo de manejar. Es una edición en tapa blanda muy manejable, con muy buena calidad de papel, impresión, y un tamaño de letra muy cómodo.
  • Imágenes: Muchas. Muchísimas. Si de algo no peca este libro, es de falta de imágenes. Las hay del pan acabado, del pan partido, del paso a paso, e incluso de las posibles variaciones de la receta. Son utilísimas para explicar los amasados y los formados, y para apreciar el resultado final en su forma correcta. El libro habría pasado de sobresaliente a matrícula de honor si hubiera incluido un dvd con técnicas diversas, pero eso se lo dejamos a Ibán para otra ocasión.
  • La selección de recetas: el libro no es que tenga muchísimas recetas de pan, pero las que tiene son muy variadas y útiles para hacer un recorrido por los distintos tipos de pan, tanto de España como de otros países, y entender las diversas técnicas que se aplican a cada formato. Así, podemos ver panes sencillos sin amasado, panes en cazuela, de masa madre, chapata, de soda, pizza, de molde, de centeno, focaccia, pita, roscón de reyes y algunos tipos de panes enriquecidos, etc.
  • El contenido de las recetas: todas vienen con una introducción interesante, un listado de ingredientes muy claro, la explicación profusa con las fotos paso a paso, y dos secciones que me gustan bastante: ¿Por qué es interesante esta receta? Y Variaciones. Está claro que Ibán se interesa realmente por que la gente aprenda y disfrute con este mundo que a él tanto le apasiona.
  • Las explicaciones técnicas, con las que abre el libro, y que hacen un recorrido por todo lo necesario para hacer pan, desde medidas y porcentajes, entender el proceso de fermentación, masa madre, utensilios, preparación, mezclado y amasado, formado, horneado, y corte, acabando por el proceso básico de elaboración del pan. Aquí está prácticamente todo lo que uno necesita saber para hacer pan en casa.
  • La sección de panaderos y panaderías, esos templos del pan auténtico, del que ya casi no queda, y que conservan la tradición y la técnica de antaño. Cada uno de ellos nos regala una receta, y la forma tan cercana que tiene Ibán de presentarlos hace que prácticamente podamos ver cómo se trabaja en estas tahonas, a las que poco a poco pienso visitar. Absolutamente todas.
  • Los “extras”: el libro se completa con un glosario, y una sección utilísima, llamada Dr. Pan, en la que se responden todas esas dudas que nos asaltan de repente cuando decidimos meternos en el mundo del pan: ¿Qué pasa si la masa madre tiene una capa de líquido encima? ¿Cómo sabré si la masa ya está amasada? Al meter el pan en el horno, se ha venido abajo. ¿Es grave, doctor?

En definitiva: este libro lo tiene todo. Todo lo necesario para introducirte en el mundo del pan y salir airoso del intento. Es cierto que tengo ya unos cuantos libros sobre pan, pero éste me gusta particularmente porque está pensado para que aquellos que nunca han metido las manos en la masa puedan dar el paso y lanzarse a esta aventura.

Y esto me recuerda que ya se ha ido el calor y llega el momento de volver a encender el horno…

Pan Casero. Ibán Yarza
Amazon.es
Precio: 14,25 €
Tapa blanda: 256 páginas
Editor: Larousse; Edición: edición (1 de octubre de 2013)

Repostería, de Christophe Felder

ReposteríaLo reconozco: últimamente no sé decir no. Y si en una balda de la sección de gastronomía de una buena librería encuentro un libro de esos que pesan kilo y tres cuartos, en un color fucsia chillón, titulado escuetamente “Repostería”, y firmado por el enorme Christophe Felder, se me pone cara de zombie, se me levantan los brazos para agarrar el objeto de deseo, y se anula mi capacidad volitiva a la vez que se me abre el monedero.

Ya había oído hablar de este libro, pero cuando lo vi entendí por qué tiene tanta fama: El autor es Christophe Felder, un francés maestro pastelero de los grandes, que hoy por hoy además de sus negocios gastronómicos es muy prolífico escribiendo estupendos libros de repostería. Y éste, en concreto, va a convertirse en una de mis adquisiciones más preciadas por lo siguiente:

  • 799 páginas!!!
  • 210 recetas
  • 3.200 fotos paso a paso
  • Edición de lujo, con una cubierta dura y con papel de muy alta calidad
  • Buen tamaño de fuente, que facilita muchísimo la lectura
  • Y unas explicaciones exhaustivas, claras y muy sencillas.
  • Además, una fantástica relación calidad-precio.

Básicamente, el libro funciona así: En la página impar viene el nombre y las instrucciones de elaboración de la receta (o lección, como él las llama), junto con la imagen de la receta terminada. En la página par, vienen los ingredientes, la información útil (tiempos de preparación, reposo, cocción, etc.), el listado de utensilios necesarios, y la explicación paso a paso con fotografías.

Las explicaciones fotográficas son particularmente útiles, porque recogen bien detalles como por ejemplo la textura que debemos conseguir en una crema, la separación de las distintas piezas en la bandeja del horno, o cómo usar la espátula para hacer macrovirutas de chocolate, y que serían muy difíciles de explicar sólo con texto.

ReposteríaEn el libro, como dice el autor, se encontrarán recetas profesionales de las que no se ha quitado nada: ni ingredientes ni detalles. No las ha simplificado en su desarrollo ni en su estructura, sino que las ha clarificado en su descripción y terminología suprimiento los términos técnicos, de forma que los lectores dispongan de recetas completas que todo el mundo pueda realizar.

La obra se divide en nueve capítulos que repasan las bases de la repostería y pastelería clásica. Cada capítulo comienza con una serie de explicaciones técnicas que facilitan muchísimo la ejecución posterior de las recetas, y que van desde los tipos de molde que hay que usar, a cómo tomar las temperaturas, o las formas de conservación de los pasteles. Veamos los capítulos:

  • Masas y tartas: masa quebrada, sablé, crumble, Linzer, savarín, choux, hojaldre, de buñuelos… Las masas ya no volverán a tener secretos nunca más.
  • Cremas: chantillí, pastelera, quemada, tiramisús, vasitos, de queso…
  • La decoración: cómo hacer desde chips de fresas a recubrimientos, espaguetis de chocolate, azúcar hilado, flores de caramelo, rosas cristalizadas… para poner la guinda al pastel.
  • Tartas y pasteles clásicos: Ópera, Plancha de frambuesas, Paris-Brest, Saint-Honoré, charlota de peras, dacquoise de frutas…. ¿te imaginabas que podrías hacer petisús como los de las pastelerías?
  • Chocolates y bocaditos: varios tipos de ganachés, florentinos, fundentes, espumas… para los golosos entre los golosos.
  • Pasteles de adviento: panes de especias, coronas de adviento, confituras de Navidad, stollen, Christmas pudding, muñecos de nieve…
  • Macarons: 20 recetas de macarons a cada cual más pecaminoso. Yo estoy siguiendo los tutoriales para hacer macarons de Webos Fritos, pero el amigo Felder asegura que si se siguen sus pasos, los macarons salen sí o sí…
  • Brioches y bollería: es una de las partes que más me gusta, en la que se aprende a hacer cruasanes, napolitanas, danish, mediasnoches, pan de leche, brioches, bollitos, scones…
  • Minipasteles: siendo un chef francés, no podían faltar los mignardises, y aquí tenemos un montón de mini tartaletas, bocaditos, daditos, cocadas, malvaviscos, financieros…

Al final del libro, para continuar con su propósito de facilitar las cosas al máximo, hay varios índices:

  • Recetas por capítulo
  • Recetas por índice alfabético
  • Recetas de base
  • Recetas por grado de dificultad
  • Ingredientes
  • Equivalencias y conversiones

Yo estoy segura de que va a ser uno de mis libros de cocina más visitados en los próximos tiempos. Y tu, ¿te animas?

Editorial: Everest
ISBN: 9788444121413
Fecha de la edición: 2012
Encuadernación: Cartoné
Dimensiones: 19 cm x 25,5 cm
Nº Pág.: 799
Precio: 39,95 €

www.christophe-felder.com

El mundo en mi cocina

El mundo en mi cocina, Gordon Ramsay

Hace algo más de un año compré este libro de Gordon Ramsay, uno de los chefs más mediáticos a nivel mundial, un genio escocés polifacético con nada menos que 13 estrellas Michelín y 29 restaurantes repartidos por el mundo, que además de cocinar tiene tiempo para escribir un libro tras otro, participar en varios programas de televisión, y partirse la cara con ineptos propietarios del restaurantes a ambos lados del Atlántico en su popular programa “Pesadilla en la cocina”.

Por alguna razón se quedó olvidado entre el resto de libros de cocina (es lo que tiene colocar las cosas antes de tiempo).Y como por casualidad, buscando una receta para preparar una dorada al vapor al estilo chino, apareció diciendo “eh, aquí estoy yo!!!!”

La receta funcionó de maravilla, así que me tomé la molestia de ver el libro en profundidad, y tras leer una gran parte del mismo, he de decir que es más que interesante, por varios motivos:

Recoge una buena selección de recetas clásicas de varios países: Francia, Italia, Grecia, España, Reino Unido, Oriente Medio, China, Tailandia, India, y Estados Unidos, y las ofrece con una descripción e instrucciones bastante claras, reinterpretándolas ligeramente de modo que no sea demasiado complicado cocinarlas, y el resultado sea excelente.

No sólo ofrece recetas, sino también algunas técnicas para elaborar algunos platos o ingredientes, como las dolmas, la pasta de curry rojo, samosas o dim sum, y cada receta va acompañada de una fotografía a página completa, con lo que es un libro muy visual.

Con él podremos cocinar platos como el biryani de cordero, el gumbo de marisco de Luisiana, el pad thai con gambas, el tajine de cordero o la spanakopita, y todo parece realmente fácil. Lo bueno es que con estas recetas uno puede lucirse a base de bien ante familia y amigos, con unos platos que parecen complicados pero no lo son en absoluto.

¡Será cuestión de ponerme manos a la obra y no dejar que pase más tiempo sin probar estas recetas!

El Mundo en mi cocina
Gordon Ramsay
Editorial Grijalbo
ISBN: 9788425345289
Páginas: 256
Encuadernación: tapa dura
Precio: 29,90 euros

 

Mastering the art of French Cooking

Mastering the Art of French Cooking

La noche que, enroscada en mi sofá, vi la película de Julie y Julia, se despertó en mí una enorme curiosidad sobre este libro, escrito por una americana que en los años 50, junto a dos amigas, se empeñó en escribir un libro de cocina francesa para las amas de casa americanas. Y para ello, no tuvo otra idea que enrolarse en la escuela Cordón Bleu, la mejor escuela de cocina del mundo. Cuando me lo encontré en uno de los puestos de la Feria del Libro de Madrid, lo compré de inmediato y me fui a casa tan contenta como un niño con un juguete nuevo.

Este libro, que a día de hoy creo que aún no ha sido editado en español, es un compendio de técnicas de cocina, y contiene una enorme relación de recetas clásicas. Incluye tablas de conversión de medidas y de temperaturas, un listado de los utensilios e ingredientes básicos, y exhaustivos capítulos sobre sopas, salsas, huevos, entrantes, pescados, aves, carnes, verduras, buffets fríos, y postres y bizcochos.

684 páginas de recetas y más recetas, unas sencillas y otras más elaboradas, sin una sola foto (es un libro que tiene 50 años) aunque sí ilustraciones útiles, pero lleno hasta la bandera de consejos esclarecedores y de técnicas que despejan definitivamente las dudas de los lectores y les llevan a un nivel mucho más avanzado. Es, sin duda, uno de los libros de cocina más influyente de todos los tiempos, gracias al cual no hay que vivir en París para convertirse en un chef francés.

Con Julia Child realmente se aprende a cocinar. Las recetas son detalladísimas y no dejan cabos sueltos, de modo que se pueden llegar a preparar platos espectaculares con facilidad.  Si puedes leer en inglés, no lo dudes y cómpratelo.

Mastering the art of French Cooking. Julia Child, Louisette Berthole y Simone Beck