Chutney de tomate. En casa de mis amigas

Chutney de tomateVolvemos un mes más con una visita a una de mis amigas. Esta vez me he dado un salto a la casa de Mar, en cuya cocina se guisan recetas sencillas y sabrosas al alcance de todos, con muchísimo sentido práctico, y adaptadas a los ritmos de hoy en día. Alguna que otra receta le he birlado, de esas que haces en un momento y con un resultado espectacular, y hoy no me he podido aguantar y os he traído esta receta de chutney de tomate. He de reconocer que nunca he hecho un chutney, en casa no somos muy aficionados a las salsas dulces, pero sí que es cierto que tienen su cosa, y éste me ha parecido particularmente interesante.

Así que os transcribo a continuación la receta de Mar, a ver si os parece tan sencilla y atractiva como me lo ha parecido a mí. ¡Que aproveche!

Chutney de tomate de La Cocina de Mar

Llevo intentando publicar un par de entradas desde Navidad y no llega nunca el momento, ya sabéis cómo voy últimamente. Pero he vuelto a hacer este estupendo chutney y, claro, ya no lo podía dejar. Lo descubrí después de la quedada de Madrid el pasado mes de noviembre. Nuestra amiga Yolanda de “Cocido de Sopa” nos preparó unos muffins que llevaban este chutney. Me sorprendió el sabor y no dudé ningún momento en ponerme manos a la obra…..ahí va la receta, ya veréis qué sencilla.

Ingredientes (Para un kilo de tomates maduros)

  • 250 grs de azúcar moreno
  • 150 ml de vinagre balsámico de Módena
  • 1 cucharadita de pimientas variadas
  • 50 ml de aceite de oliva

Chutney de tomatePreparación:

Primero escaldamos los tomates en agua hirviendo, un par de minutos, haciéndoles una cruz en la base con un cuchillo, para pelarlos con facilidad o los pelamos con un pelapatatas que también se quita única y exclusivamente la piel (yo suelo hacerlo así porque no tardo nada…ya tengo bastante maña). Los cortamos en cuartos y quitamos las pepitas y el jugo que suelten. Picamos muy pequeño y reservamos.

Calentamos el aceite en una cazuela y echamos los tomates, salamos y los dejamos cocer a fuego muy lento hasta que se haya evaporado todo el jugo, removiendo de vez en cuando. Entonces añadimos el resto de los ingredientes, ponemos el fuego fuerte pero cuando empiece a hervir se pone otra vez muy lento y dejamos cocer hasta que haya desaparecido el líquido casi en su totalidad. Dice Yolanda que son unos 45 o 60 minutos pero yo estuve vigilando y no tome tiempos….

Como las mermeladas, parece que va a quedar líquido pero cuando enfríe se espesa. Se puede hacer más cantidad y conservar haciendo vacio en tarros de cristal. Para un regalo es genial.

Chutney de tomate******************************************************************************************************

Bueno, pues hasta aquí tenéis esta fantástica receta que espero que os haya gustado, y si no conocíais el blog  os recomiendo que os paséis a visitarlo porque no tiene desperdicio.
En el proyecto “En casa de mis amigas” participan los siguientes blogs:
Anuncios

Tostas de tomate y mozzarella

Tosta de tomate y mozzarellaEl otro día tocó organizar una cena en casa de forma improvisada, pues venían dos parejas de amigos a cenar y la despensa no estaba en su mejor momento. Mi marido compró rápidamente en el supermercado algo de lomo, jamón y queso, que es el recurso infalible para saber que hay algo que seguro no va a fallar, y yo me puse a hacer una tortilla de patatas, pero faltaba algo más. Así que miré en la nevera, y vi que tenía varios tomates bastante maduros y una mozzarella bien hermosa a la que faltaba poco para caducar. Y como mi albahaca, a la que llamo Carolina, seguía viva y frondosa, fue cuestión de atar cabos.

El resultado sobrepasó de largo mis expectativas. Un canapé lleno de aroma y sabor, con el punto justo de crujiente, la frescura del tomate, y la untuosidad de la mozzarella gratinada, unidos al gusto punzante de la anchoa… Y de repente dejaron  de existir el jamón ibérico, el lomo y la tortilla, y el mundo giraba sólo en torno a las tostas de tomate y mozarella…

Ingredientes (para unas 14 tostas)

  • 5 tomates bien maduros, picados
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico
  • Hojas de albahaca fresca al gusto, cuanta más, más aromático
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • 1 bola de mozzarella de búfala grande
  • Un poco de parmesano rallado
  • 1 lata de anchoas del Cantábrico en aceite de buena calidad
  • 1 barra de pan, grande y con pocos alvéolos en la miga

Elaboración

Encender el grill.

En un bol, hacer una vinagreta con el aceite, el vinagre, y un poco de sal. Emulsionar ligeramente hasta que esté todo bien mezclado.

Añadir el tomate, los ajos, la albahaca picada, y un poco de pimienta negra. Remover bien y dejar reposar unos 15 minutos.

Cortar el pan en rebanadas de unos 2 cm de grosor. Extender una hoja de papel de hornear en la bandeja del horno, y colocar encima todas las rebanadas de pan. Pincelar la parte superior de la rebanada con aceite, y meter al grill hasta que se doren.

Sacar del horno (sin apagarlo) y colocar sobre cada tosta una anchoa. Encima, distribuir la mezcla de tomate, y terminar con una rodaja de mozzarella, y un poco de parmesano rallado.

Meter de nuevo en el grill unos minutos hasta que se funda el queso y tome un tono dorado.

Truco

La mezcla de tomates, ajos y albahaca con la vinagreta se puede preparar el día antes. Nos ahorrará tiempo, y los sabores serán aún más intensos.

Las tostas han de consumirse nada más salir del horno, pues de lo contrario el pan se reblandece.