Sándwich cubano

Sándwich cubanoDesde que hace unos días vi la película #Chef, he estado con un antojo enorme. Los que la hayáis visto ya sabéis a qué me refiero. Aparecen numerosos platos, recogidos en la cámara con planos muy cortos, de forma que casi puedes olerlos. Oyes cómo cruje la comida, cómo borbotea o salpica, y quieres probar todas y cada una de las cosas que cocina el protagonista.

Pero hubo una, aparte de los beignets de Nueva Orleans, que me dejó con unas ganas casi insoportables de probarla, y es el sándwich cubano. Ese sándwich hecho con carne de cerdo, con el que el chef premia a los obreros que le han ayudado a subir la cocina al food truck. Tan fácil de preparar, tan crujiente, y tan apetecible…

Así que no he podido aguantarlo más y me he quitado el antojo de encima. Ya sabéis que mi fuerza de voluntad se esfuma en cuanto hay comida de por medio. No os voy a decir cómo está. Seguro que ya os lo imagináis…

Ingredientes (para un bocadillo) del sándwich cubano

  • Una barra de pan de corteza crujiente y no mucha miga.
  • Jamón cocido
  • Cerdo asado
  • Queso gouda
  • Pepinillos agridulces en vinagra
  • Mostaza amarilla (de la de hamburguesa)

Elaboración

Corta varios pepinillos en rodajas

Corta un trozo de pan del largo deseado (con 20 cm te quedarás a gusto) y ábrelo por la mitad

Unta por dentro ambas mitades con mostaza

Sobre la base del bocadillo, pon varias lonchas de jamón cocido

Encima extiende varias lonchas de cerdo asado

Cubre con varias lonchas de queso gouda

Finalmente, extiende varias rodajas de pepinillos

Tapa con la otra mitad del pan, y una generosamente por fuera, tanto por arriba como por abajo, con mantequilla.

Ponlo a la plancha con bastante peso encima (por ejemplo, una cazuela llena de agua) para que reduzca su grosor por lo menos a la mitad, mientras la corteza se queda súper crujiente y el queso se derrite.

Yo también me estoy derritiendo escribiendo esto y recordando lo bueno que estaba. Es tan fácil de hacer y tan rico, que lo he incorporado al listado de comidas por aclamación popular.

Ni que decir tiene que, complicaciones, las justas. No vas a ponerte a asar cerdo para esto, así que puedes comprar cerdo asado en la charcutería, o también puedes hacerlo con una chuleta. Pero siempre cerdo. A Mr Foodmusic le ha faltado tiempo para decirme que la próxima vez probemos a meterle también jamón serrano.

Y en cuanto al queso, yo he usado gouda porque es el que más nos gusta para los sándwiches, es el que ponen en los sándwiches de jamón y queso, pero puedes usar también emmental o cualquier queso suizo.

Hala, a disfrutar…

Anuncios

Lomo de cerdo a la sal

Lomo a la salVale, lo reconozco, después de las fiestas yo también estoy saturada de cocinar, comer, planificar… Ahora tocan unos días de descanso con cosas sencillitas y agradecidas, así que no me he complicado mucho la vida y me he salido por la tangente con un lomo de cerdo a la sal, que de tan fácil que es, da casi vergüenza de ponerlo en el blog. Pero digo yo que tampoco está de más volver a los básicos de vez en cuando…

Ingredientes

  • Lomo de cerdo (un trozo tan grande como se quiera, lo que sobre se puede congelar)
  • Romero, tomillo, orégano…
  • Pimienta negra
  • Sal gruesa

Elaboración

Precalentamos el horno a 200ºC.

Cogemos una fuente de horno y cubrimos el fondo con sal gruesa.

Colocamos encima el lomo, y lo aderezamos con pimienta negra recién molida y un par de ramas de romero, simplemente puestas por encima. Os recomiendo tener romero en casa, es una planta que “no pide pan” y que aguanta todo el año en una maceta en la terraza o balcón, pero si no tenéis, podéis sustituir perfectamente por romero seco, y por supuesto podéis añadir cualquier otra especia que os guste, como tomillo, orégano, albahaca…

Cubrimos todo con una gruesa capa de sal gruesa. Salpicamos con un poco de agua, o rociamos agua con un pulverizador, y con cuidado presionamos con la palma de las manos para que la sal quede bien compacta.

Horneamos entre 55 y 60 minutos (recomiendo usar siempre un termómetro de horno, ya que a veces hay grandes diferencias de temperatura entre lo que marca un termómetro interior y lo que dice el display del horno).

Lomo a la salSacamos del horno, y dejamos reposar unos minutos para que se enfríe un poco la sal.

Retiramos la sal, y limpiamos bien con papel de cocina para quitar cualquier resto de sal adherido. Ya está listo para filetear y servir con la salsa que más apetezca: manzana, naranja, champiñones…

A mí me encanta guardar en la nevera lo que sobra, y cortarlo muy fino al día siguiente, cuando aún está frío, ya que se corta mejor. Con un poco de salsa tártara salen unos bocatas espectaculares…Bocadillo de lomo con salsa tártara