Demos la vuelta al día

Demos la vuelta al día¿Os ha pasado alguna vez que nunca ibais a un sitio porque no os gustaba nada, pero que nada, y de repente entráis de nuevo por casualidad, y veis que todo es ahora distinto y mucho más cercano a vuestros gustos? Pues eso es lo que me ha pasado a mí con Día. Me explico:

Antes, para mí, era uno de esos supermercados low cost bastante cutres, con las cosas desorganizadas a la vista, personal poco amable, mala reposición de productos, e incluso un aspecto poco limpio. Así que nunca entraba en un Día, porque siempre había cerca alguna otra opción más agradable. Hasta que hace pocas semanas entré en uno para comprar una cosa en plan emergencia, y HEY! Ese no era el Día que yo conocía.

Parece como si desde su independencia del gigante de la distribución al que estaba unido, las cosas hubieran cambiado radicalmente. Ahora la tienda era un sitio luminoso, ordenado, limpio, con los estantes rebosantes de producto, muy buenos precios, y además con un personal solícito y educado.

Es como si alguien le hubiera dado la vuelta al Día, y ese es justo el nombre que le han dado a la magnífica plataforma gastronómica que han creado, y que está dando ya mucho que hablar entre bloggers y aficionados a la cocina.

Conocí Demos la vuelta al día porque convocaron un concurso para cocineros amateur, al que alguien me animó a participar, cosa que no hice porque aún me considero novata novatísima en estas cosas. Y… segundo HEY! Los premios eran brutalmente buenos. Nada más y nada menos que 30 Master Classes con gente grande, muy grande: Paco Roncero, Ricardo Sanz, Abraham García, Mario Sandoval, Jesús Almagro, José Luque, José Luis Martín, Joaquín Felipe, y así hasta 30. Un auténtico sueño, y una oportunidad única, que de ninguna otra forma podríais tener si no ganarais un concurso como éste. Tras seleccionar a 24 finalistas, fueron 12 los elegidos, en una final reñidísima y muy espectacular celebrada hace unas semanas en el restaurante Pedro Larumbe, a la que pude asistir y ver cómo se desenvolvían los concursantes. Ambientazo, nervios, y un jurado de primer nivel. Podéis ver imágenes de la final aquí.

Concurso Demos la vuelta al díaLas master classes que reciben los afortunados ganadores se celebran en el espacio gastronómico de la librería A Punto, que por cierto, no está nada mal, y os recomiendo que visitéis, si no la conocíais aún, tanto la parte de librería (tremenda selección de libros gastronómicos) como la parte de aula de cocina. El otro día tuve la suerte de ser invitada por Demos la vuelta al día a la Master Class de Paco Roncero, y puedo decir dos cosas: este hombre es un genio, y los ganadores de Demos la vuelta al día van a aprender lo que no está escrito. Ahora casi me arrepiento de no haber participado en el concurso. Tanta inseguridad, tanta inseguridad… Os contaré esta master class en mi siguiente post, con pelos y señales.

Concurso Demos la vuelta al díaPero lo que más me gusta de Demos la vuelta al día es que no se ha quedado en el concurso, sino que realmente está creando una comunidad, un espacio para los amantes de la cocina, y están siendo más que generosos, impartiendo numerosos talleres gratuitos de cocina (y no sólo de cocina, yo tuve ocasión de ir a uno de estilismo fotográfico en gastronomía impartido nada menos que por Javier Peñas Capel) y catas de todo tipo. Los cursos son buenos, impartidos por profesionales muy cualificados, y en espacios muy bien dotados. Y repito, son gratuitos!

Demos la vuelta al díaY aún más: hay un espacio en su web para subir recetas. Y todas las semanas, alguna de las personas que ha subido recetas gana una noche en un hotel rural de Rusticae, con cena o almuerzo gastronómico incluido. Sip. ¿Esto son brotes verdes, o una empresa que apuesta decididamente por un proyecto ilusionante y lo dota adecuadamente de fondos para llevarlo adelante?

Demos la vuelta al díaRecapitulo:

  • Estos señores han dado la vuelta completamente a sus tiendas, mejorando enormemente la experiencia de compra.
  • Han promovido un concurso gastronómico que probablemente sea el mejor de España para cocineros amateur tras Master Chef.
  • Además, imparten cursos gratuitos de calidad y en buenos espacios.
  • Y encima, incentivan la participación en su web con noches en hoteles románticos y atracón incluido.

No sé vosotros, pero para mí, esto es verdaderamente darle la vuelta a algo.

No soy embajadora de Día. Día no me paga por escribir este artículo. Pero reconozco que se ha ganado mi simpatía y mi apoyo. Por su patente intención de mejorar, y por su apoyo contundente a la comunidad foodie, a todos aquellos a los que nos mueve la pasión por la cocina. Espero que sigan así por mucho tiempo!!!

Anuncios

Feliz 2014

Feliz 2014Hoy se acaba el 2013. No sé cómo ha sido para vosotros, para mí ha sido un año muy complicado en el trabajo, y muy pleno en lo personal. ¿Balance? Positivo, siempre hay que mirar lo positivo!

En el trabajo, hemos acabado exhaustos. Hemos notado muchísimo la crisis, y hemos tenido que trabajar el doble para conseguir menos que antes. Toca replantearse cosas y buscar nuevas vías que posibiliten trabajar y a la vez vivir, nuevos proyectos ilusionantes y retos a los que enfrentarnos. Y como no nos faltan fuerzas, empeño y optimismo, sabemos que conseguiremos el objetivo.

En lo personal, ha sido un año precioso en el que mi actividad blogger me ha reportado muchísimas satisfacciones: muchos nuevos amigos, la ilusión de mantener el blog y ver cómo va aumentando el número de seguidores (no es un objetivo, pero no puedo negar que es muy agradable!), el aprendizaje (de cocina, de fotografía, de redes sociales y de creación de blogs), y por supuesto el disfrute de innumerables momentazos gastronómicos que se han ido plasmando, sobre todo, en Facebook y en Instagram.

El año pasado me hice una serie de propósitos de Año Nuevo, que publiqué para obligarme a mí misma a cumplirlos. No los he conseguido todos (ya contaba con ello), pero teniendo en cuenta el año de locura laboral que he tenido, no estoy nada descontenta con el resultado. Aquí lo tenéis:

Resoluciones 2013No está mal, no está nada mal. Estoy contenta, aunque me ha quedado, sobre todo, la espinita de Nueva York, pero no problem, este año me lo vuelvo a proponer y seguro que lo consigo.

Y como tengo el firme propósito de no dejarme llevar por el 2014, sino de coger las riendas bien fuertes y de dirigir mis pasos hacia mis objetivos, este año me haré sólo cinco propósitos, pero los cinco bastante importantes: uno para el trabajo, otro para la salud, otro para el ocio, otro para mis sueños, y el último para poder conseguir todo lo anterior. Para el amor no necesito hacerme propósitos, ya tengo todo el amor del mundo mundial. Ahí van:

Resoluciones 2014Si consigo llevar adelante los cinco, será sin duda el año de mi vida.

Ya sólo me queda desearos que el 2014 sea un año maravilloso. Pero de verdad de la buena. Que aprovechéis cada oportunidad para avanzar hacia vuestras metas, y que dentro de un año podamos decirle adiós con una sonrisa de felicidad en nuestras caras.

Cómo llamar a tu restaurante y no morir en el intento

El otro día me llegó uno de esos mails graciosos que envía la gente por correo electrónico, y la verdad es que tenía su gracia. Así que como es viernes y la semana ha sido dura, os lo dejo por aquí, para que si alguien tiene en mente poner un establecimiento, se lo piense dos veces antes de ponerle el nombre…

Aroma de BergaSin comentarios. Pero reconozco que con ese nombre, me huele que no me va a apetecer mucho entrar…

cafedeculicoY no te digo yo que el café no esté bueno, pero…

MinaboAquí uno que vió el primer establecimiento, y pensó que el nombre era un buen reclamo

MianoEste empezó como proveedor del Café de Culico, hasta que se montó su chiringo propio

Teta OlgaDebe ser que a la gente le mola hacer alusiones a las partes del cuerpo, visto lo visto… A mi nunca se me habría ocurrido ponerle nombre a mis bubbies 🙂

Kagada CorporationY seguimos con temas escatológicos. Es que hay gente a la que le va la marcha, oye. Pero al menos lo reconocen. Quizá ese nombre deberían adoptarlo algunas empresas españolas en estos momentos.

Herpes pizzaLa verdad es que no se me ocurre un nombre más atrayente para un local de pizza. Debes salir de ahí con los labios en carne viva…

Asco FoodsY esta empresa es la proveedora oficial de todos los restaurantes de arriba, que lógicamente eligen productos acordes con su carta

L'ArcadaNo, si después de todo lo anterior, esto es lo mínimo que te puedes esperar

PotalaEste va justo después de L’Arcada, puerta con puerta

mariconYo no digo ná, tanta explicitez me fascina

Tan Dao VienPero que me fascina de verdad!!!!

MarcheseEste es un caso de esos que habría que dejar a Alberto Chicote. Se podría escribir una tesis sobre las distintas técnicas aplicadas al naming para atraer clientes a un establecimiento de cara al público

La MuettePero vamos, que si hiciérais una ruta gastronómica por esos restaurantes, como la que seguramente estaré haciendo yo en Granada cuando leáis este post (pero en mi caso puedo decir que los restaurantes que visitaré no tienen nombre de partes del cuerpo), seguramente acabaríais en esta clínica, que como su nombre indica, augura una pronta recuperación.

¡Buen fin de semana!

Propósitos de año nuevo

Feliz 2013Hoy es un día importante, porque empieza un nuevo año, y con él llegan deseos de renovación y de cambio. ¿Habéis decidido qué cosas queréis cambiar en el 2013?

Yo me he propuesto unas cuantas, que espero no abandonar con el paso de los días. No son grandes metas, pero si las alcanzo estaré más feliz conmigo misma. Y puede que los que me rodean también!

Este año tengo el firme propósito de cumplirlas. Es importante. Porque va a ser un año complicado y revuelto, pero a la vez creo que esperanzador, en el que empezaremos a ver algún cambio positivo en el mundo que nos rodea. Y si los cambios empiezan por nosotros mismos, y alcanzamos los pequeños logros que nos vamos proponiendo, nos daremos cuenta de que podemos conseguir también mayores metas.

Estos son mis propósitos de año nuevo (y alguno más que me guardo sólo para mí). No son demasiado complicados, sólo requieren constancia y fuerza de voluntad. Y estoy segura de que si los logro, obtendré un cambio significativo en mi vida. Porque todos esos propósitos tienen una razón de ser, un motivo por el que están ahí escritos. Así que si me veis desviarme del camino, dadme una buena colleja y recordadme por dónde debo ir, que será más que bien recibida.

Resoluciones de Año NuevoY vosotros, ¿habéis formulado ya vuestros propósitos de año nuevo?

Feliz 2013